Don’t panic! Tú puedes dar la charla y vivir para contarlo

Hablar en público es una de las actividades que más asusta a las personas. Incluso, los que están acostumbrados a hacerlo reconocen que siempre sienten un cosquilleo en el estómago antes de hablar. Y eso es normal, de hecho está bien. Algunas personas con mucha experiencia en la oratoria dicen que cuando se pierde el cosquilleo antes de salir al escenario es porque se le perdió el respeto al público.

Seguir leyendo «Don’t panic! Tú puedes dar la charla y vivir para contarlo»

Qué hacer cuando sientes nervios antes de una presentación

Imagen cortesía de © Beau Lark/Corbis

Ante todas las cosas, no hay mejor antídoto para los nervios previos a una presentación que estar bien preparado.

Luego realizar la investigación, preparar la presentación a la medida de la audiencia, ensayar y asegurarte que los equipos tecnológicos no te van a jugar una mala pasada, lo que hace la gran diferencia es cómo te sientes antes de salir a hablar.

Sin embargo,  independientemente de lo bien preparado que estés, los nervios de última hora te pueden sabotear todo lo anterior. Pueden ocurrir cosas como: se te olvida cómo comienza tu speech, se te seca la garganta o empiezas a cuestionar toda la presentación.

No hay una fórmula mágica para contrarrestar todo esto, pero hay unos consejos que te pueden ayudar: Seguir leyendo «Qué hacer cuando sientes nervios antes de una presentación»