Qué leo: Cómo liderar cuando no estás al mando / Clay Scroggins

Título: Cómo liderar cuando no estás al mando
Autor: Clay Scroggins
Editorial: Vida

Los líderes natos pueden llegar a sentir frustración cuando quieren provocar cambios en sus organizaciones pero se encuentran en una especie de laberinto donde no encuentran la manera de lograrlo, y la gran razón de su impotencia se resume en, “no estoy al mando”. ¿Es posible liderar cambios, que en ocasiones parecen obvios, que necesita la organización/familia/empresa/ONG si no tienes la autoridad para hacerlo? Clay Scroggins cree que sí es posible. En su libro plantea una ruta que pasa por hacerle una verificación a las motivaciones personales del líder, evaluar el entorno y comenzar a introducir los cambios con prudencia y sabiduría, hasta ver los resultados.

El libro no es un receta ni es un manual de manipulación. Antes, se sostiene en el axioma que dice: Si quieres que lo que está a tu alrededor cambie, comienza contigo.

Citas:

  • La autonomía es un mito.
  • Los verdaderos líderes de una organización llevarán la carga hasta que estén al mando. A la larga, estas son las personas que los grandes líderes ponen a cargo.
  • Los grandes líderes dan prioridad a la influencia a las relaciones por encima del título y de la posición.
  • Lo que necesitaba no era más autoridad, sino aceptar la que ya tenía, y después usarla con sabiduría para cultivar la influencia y hacer mejor las cosas.
  • Necesitamos evitar la trampa de pensar que somos víctimas pasivas, y que no hay nada que podamos hacer.
  • Los líderes que sacan ventaja sistemáticamente de su autoridad para dirigir son mucho menos eficientes a largo plazo que aquellos que aprovechan su influencia.
  • Liderar sin autoridad significa que necesitas tener un claro entendimiento de tu identidad: quién eres como líder, al margen de cualquier título.
  • Liderar bien sin autoridad formal tiene menos que ver con tu conducta y mucho más con tu identidad.
  • Cada distorsión entre la autoridad que tienes y el liderazgo que ejerces puede atribuirse a una crisis de identidad.
  • Cada vez que respondemos con miedo nos perdemos una oportunidad de liderar.
  • La influencia es la senda hacia la autoridad, y no al revés.
  • La mayoría de las grandes decisiones laborales en tu profesión se producirán cuando no estés presente.
  • El mayor enemigo del pensamiento crítico es una agenda congestionada.
  • Si no le prestas atención, la pasividad de la subordinación se instalará en ti como la peste.
  • La idea mejor planificada suele ganar la reunión.
  • Los líderes no son demagogos sino que retarán el status quo.
  • Los líderes deben retar el proceso, precisamente porque cualquier sistema conspirará de forma inconsciente para mantener el status quo e impedir el cambio.
Anuncios