Si no has creado una obra maestra a los 30, no eres un fracaso.

Orson Wells dirigió la mejor película jamás realizada, Ciudadano Kane, a los 25 años, con un conocimiento muy limitado del medio. Cuando Paul McCartney tenía 25, junto a los Beatles, lanzó el álbum que marcó una época, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. A los 29, Pablo Picasso revolucionó el arte moderno desarrollando el cubismo.

Si al escuchar estas historias sientes un ataque de pánico existencial porque has desperdiciado tus 20s con demasiados reality shows y graduándote de la escuela, toma aire, no eres un fracasado.

Tal como Adam Westbrook lo señaló en su video-ensayo The Long Game, Leonardo Da Vinci fue todo un perdedor antes de pintar La Última Cena a los 46 años de edad. Mientras era joven, Leonardo planeó proyectos grandiosos que no fue capaz de llevar a término. Por supuesto que esto hizo poco por su reputación y menos aún a su carrera como artista freelancer. Pero él continuó trabajando, ganándose la vida soportando exigencias fastidiosas, clientes de mente pequeña y, a través de este período magro, Leonardo surgió como un gran artista. Robert Greene, en su libro Maestría, llama a este período, “Los años de dificultad”. Cada éxito creativo está vinculado de alguna manera con los Años de Dificultad, aún en los niños prodigios. Mozart atravesó por sus luchas en el momento que la mayoría de los niños están aprendiendo a leer. En otras palabras, “Genio” tiene menos que ver con un talento innato y más con solo hacer el trabajo. Por supuesto, eso no está ni cerca de ser tan buena historia como las de los genios románticos, pero sí es alentador para aquellos que todavía no nos hemos ganado la beca MacArthur.

Antes de irte, dale play al video-ensayo de Adam Westbrook que inspiró esta nota.

The Long Game Part 1: Why Leonardo DaVinci was once a loser from Adam Westbrook on Vimeo.

The Long Game Part 2: the missing chapter from Adam Westbrook on Vimeo.

The Long Game Part 3: Painting in the Dark from Adam Westbrook on Vimeo.

Originalmente publicado en Open Culture.

Anuncios

7 claves para llegar a donde tus sueños ya llegaron

El éxito es una de las mayores quimeras que perseguimos, es escurridizo, a veces lo reconocemos cuando ya es demasiado tarde, otros nunca lo han alcanzado y hacen alardes, a veces es nocivo. Pero lo cierto es que, de una u otra forma, en un área u otra, todos queremos llegar a tener éxito. Mientras debatimos qué es el éxito, veamos lo que dicen algunos personajes notables que gozan de reconocimiento por haber alcanzado sus sueños. Seguir leyendo “7 claves para llegar a donde tus sueños ya llegaron”

Sí puedes hacer una película con tu smartphone

smartphonemovie

Hacer películas con un smartphone no es una idea tan loca como se suele creer.

Si alguna vez has querido hacer una película con tu smartphone, no estás solo. A pesar de ser considerada una herramienta para realizadores novatos o sin experiencia, equipos como el iPhone no solo han demostrado su valor en varias películas bien logradas sino que han sido hechas por notables directores como Seguir leyendo “Sí puedes hacer una película con tu smartphone”

7 hábitos letales para la creatividad

Asesinos de la creatividad

Tú podrías pensar que ser creativo es un rasgo de la personalidad que viene de nacimiento, pero hay una escuela de pensamiento que observa la creatividad como una habilidad aprendida que puede ser nutrida y desarrollada. Seguir leyendo “7 hábitos letales para la creatividad”

Cuando ves la amenaza, ya es muy tarde

serpiente

Reflexiona en lo siguiente: Demasiadas ideas, organizaciones y carreras personales fracasaron porque no vieron a tiempo cuando se acercaban las amenazas. Por ejemplo, el Wall Street Journal publicó un reportaje recientemente donde decía que las grandes marcas de alimentos están en problemas. “Por más de un siglo, marcas como Seguir leyendo “Cuando ves la amenaza, ya es muy tarde”

Curso gratuito del MIT te enseña a ver cine como un crítico

chaplin
Charles Chaplin

Todos tenemos nuestros críticos de cine favoritos. Tal vez gravitamos alrededor de ellos porque escriben bien o porque compartimos gustos similares, pero lo mejor de ellos -aquellos críticos que leemos incluso sobre géneros que de otra manera no nos importarían- es que nos hacen ver las películas desde una óptica diferente. Específicamente, ellos nos dejan ver cómo lo hacen, y el punto de vista de un crítico profesional lleno de la historia y de la teoría del cine (sin mencionar las miles y miles de horas de películas que han visto) siempre tendrá una riqueza que el espectador casual no puede Seguir leyendo “Curso gratuito del MIT te enseña a ver cine como un crítico”

Por qué no uso una action cam para rodar mi escena de acción

action camara

Las cámaras de acción han sido ampliamente aceptadas en el mundo de la videografía profesional, pero, ¿son realmente comparables con una cámara profesional, incluso para grabar un video de acción? Seguir leyendo “Por qué no uso una action cam para rodar mi escena de acción”