Qué leo: Viajes con Heródoto / Ryszard Kapuściński

HerodotoTítulo: Viajes con Heródoto
Autor: Ryszard Kapuściński
Editorial: Anagrama

Sinopsis:

Viajes con Heródoto resultó ser una travesía extraordinaria por lugares donde jamás he estado y de los cuales jamás había leído. Kapuscinski tiene esa virtud de los grandes escritores de hacer que el lector pasee y se deleite en grandes obras arquitectónicas, paisajes casi irreales y escenarios fantásticos.

El autor lleva una bitácora de sus destinos como periodista internacional y de las experiencias de esos viajes, pero lleva como único compañero el libro “Historias” del historiador griego Heródoto. Sin ningún tipo de pudor, Kapuscinski reproduce porciones de la obra de Heródoto y convierte su libro y narraciones en un universo paralelo.

Viaje con Heródoto transcurre entre saltos desde siglos antes de Cristo hasta mediados el Siglo XX, desde los testimonio recogidos por Heródoto hasta las singulares peripecias de Kapuscinski como reportero de guerra.

El ritmo del libro es, en general, un retrato pausado, personal y honesto. Sumido en una profundidad histórica y humana que conmueve y estremece. Tiene un inicio claro que es cuando Kapuscinski abandona Polonia en su primer viaje fuera del país, pero su final es abierto, impredecible e imprevisto.

Con Kapuscinski y Heródoto viajé por Tanzania, Dakar, Marruecos, Libia, Niger, Egipto, India, China. Ellos me detuvieron largo tiempo en Grecia, Roma y en los territorios del imperio persa.

Saber que esta fue la última obra escrita de Ryszard Kapuscinski me mantuvo sensible a su mensaje; lo interpreté como un libro de consejos y recomendaciones para aquellos que quieren descifrar el mundo y sus vaivenes, desazones y contradicciones.

Citas:

-Ese lenguaje extraverbal, el de la expresión del rostro y el del más mínimo gesto de las manos, es mucho más sincero y auténtico que el escrito y hablado porque con él resulta mas difícil mentir, ocultar la falsedad y el embuste.

-Crimen y castigo, el mal infligido y la venganza, son inseparables, más tarde o más temprano, pero siempre acaban formando pareja. Lo mismo en las relaciones entre individuos que entre pueblos.

-Al primero en atacar, finalmente, enseguida o al cabo de un tiempo, lo alcanzará la venganza, el castigo.

-La persona que deja de asombrarse está vacía por dentro; tiene el corazón quemado.

-Provinciano es aquel cuyo pensamiento está centrado en un limitado espacio al que el individuo en cuestión atribuye una importancia desmesurada, universal.

Germán Alberto Abreu.-

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s