Por qué no uso una action cam para rodar mi escena de acción

action camara

Las cámaras de acción han sido ampliamente aceptadas en el mundo de la videografía profesional, pero, ¿son realmente comparables con una cámara profesional, incluso para grabar un video de acción?

El surgimiento de las cámaras de acción trajo a la escena una ola de nuevos realizadores. Los videos comenzaron mostrando a personas haciendo cualquier cosa, desde esquiar hasta caminar por el borde de un volcán activo. Mucha gente podría dejar esas cámaras con su configuración de fábrica–lo cual está bien si solo tratas de capturar momentos para la historia- pero como las cámaras de acción se volvieron más frecuentes, algunos comenzaron a experimentar y descubrir maneras de lograr imágenes con calidad aceptable dentro de una pequeña cámara asequible. Todo parecía perfecto; las cámaras eran baratas, producían una imagen decente y se podían instalar en cualquier parte. Sin embargo, para el realizador profesional, las cámaras todavía tienen defectos importantes.

Aunque la promesa de tener todo lo que necesitas en una toma de alta calidad con un pequeño artefacto resistente al agua es atractiva, es sencillamente falsa. Comparada con una videograbadora estándar de uso doméstico, las cámaras de acción se ven muy bien, pero ellas no pueden reemplazar a una cámara de video profesional y, realmente, no tienen lugar en los sets de grabación profesionales.

Limitaciones como la falta de controles de exposición, sensores pequeños, un modificado campo de visión ultra ampliado y la tendencia hacia la automatización hace a las cámaras de acción menos que ideales para usarlas en un set de grabación cuidadosamente controlado. Las cámaras de acción –tan cómodas y versátiles como deben ser- no logran igualar la calidad de imagen de una cámara de video profesional. Inclusive para las escenas de acción, las cámaras de acción no son comparables con una cámara profesional bien instalada y controlada.

En la cima de esto, cámaras como la Sony a7S II  y otras pequeñas de lentes intercambiables son lo suficientemente pequeñas como para instalarlas en cualquier lugar. Aunque las cámaras profesionales pueden ser difíciles de instalar, herramientas como la Cinekinetic Cinesaddle, Digital Juice Spyderpod y el sistema de montaje en carros Matthews Freedom hacen mucho más sencillo usar una cámara profesional apropiada para lograr así una toma de acción limpia y de alta calidad. Ahora bien, en cualquier momento puede haber agua mojando los equipos pero también hay estuches y protectores resistentes al agua para resolver cualquier problema. Con el anclaje apropiado, tú deberías poder encontrar la manera de instalar la cámara y controlarla para tener una imagen más limpia que la que te puede dar cualquier cámara de acción.

Las cámaras profesionales están bien para los hobbys y las producciones de bajo presupuesto, pero para las producciones de alta calidad es importante invertir en una buena montura que pueda sostener el sistema de tu cámara y darte la flexibilidad de instalar en cualquier lugar.

En general, las cámaras de acción te pueden funcionar como como una buena cámara B o C, pero nunca debería ser considerada como reemplazo de una cámara profesional. En lugar de invertir en cámaras de acción, hazlo en una buena montura para tu cámara principal. Serás mucho más feliz con el resultado final, y a fin de cuentas, habrás producido un video de mucha mejor calidad.

Por Chris Settiner. CEO de Studio 10 Films, talentoso camarógrafo, director y editor.

Publicado originalmente en inglés en www.videomaker.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s