Te necesito para ser infeliz

El humor se desapareció con el amor, ningún lugar parece acoger aquello que nos pertenecía a ambos, intangible, invisible, intocable. El tiempo se ha declarado incapaz de encontrarte, mucho menos de retenerte. Inclusive cuando las heridas fueron profundas, jamás funcionó estar sin ti. Minutos eternos contigo a mi lado, clamando por espacio, sin lugar para estirar los brazos y la mente, pero tú conmigo allí. Que nada te mueva.

Las incongruencias de nuestra convivencia se parecen a las de nuestro amor, acaso costumbre. Idas y venidas, renuncias y despedidas precedidas de promesas de amor eterno. Siempre están los pesimistas que lo llaman masoquismo, pero yo siempre lo he llamado necesidad. Qué otro nombre puede tener la asfixia de tu ausencia y la hiperventilación de tu presencia. El mismo sol que a algunos entibia a otros fatiga, el mar que a algunos alimenta a otros devora. Tu me absorbes y me exhalas, me elevas y entierras. La felicidad contigo es parte de un marco teórico pero en tu ausencia es un completo imposible. Para buscar la felicidad sin ti, prefiero perderla contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s