Qué Leo: Correr con los Keniatas / Adharanand Finn

20131119-090144.jpg
Título: Correr con los Keniatas
Autor: Adharanand Finn
Editorial: Ediciones B.

Cuando levanto la mirada y lo que tengo frente a mí es una pendiente amenazadora, esperando para devorarme, mi mente le pregunta a mis piernas, ¿vamos o no vamos? Parece la lucha entre el bien y el mal. Mi espíritu osado ya se ha preparado para esta ocasión, hay un fuerza en mi interior que quiere afrontar esa cuesta como si fuera una suave cortina de agua, pero mi mente le recuerda a mis piernas cuál es la verdad, le hace sentir lo que vivimos la última vez que corrimos una como la que tenemos al frente. La lucha se perpetúa. No siempre ganan los mismos.

Para los que somos corredores, hay experiencias que requieren poca descripción porque con solo mencionar la situación ya revivimos las sensaciones que surgen. Correr antes del amanecer, subir cuestas pronunciadas, sentir lesiones en la carrera, el flato, la molestia del calzado, el rigor del sol, el viento de frente, los calambres, la tensión en los hombros, las conversaciones internas, los compañeros de entrenamiento, la fatiga y mil elementos más.

Adharanand Finn sincera las emociones, las sensaciones y experiencias de un corredor durante su búsqueda del secreto de los Keniatas para ser los mejores corredores del mundo. Una investigación en los mejores campamentos de entrenamiento de Kenia que lo llevó a descubrir sus propios secretos individuales.

Su estilo sincero y abierto hace reír y compadecer en cada travesía. A final de las carreras se siente como si el mismo lector las hubiera corrido. Reivindica la importancia de la familia en los grandes retos de la vida, le gusta explorar en la personalidad de la gente que conoce en los pueblos de Kenia, le busca las explicaciones a las conductas y persigue brevemente el sueño de cada uno de sus personajes.

Si algo tengo que lamentar en este libro es su traducción. Aunque se deja leer fluidamente, no fueron rigurosos en la construcción de las oraciones cuya estructura es diferente al pasar del inglés al español. A la vez que usaron el español ibérico y eso es un golpe al ojo para los lectores latinoamericanos, que cada vez somos más.

25 capítulos, 274 páginas, prólogo, epílogo y agradecimientos. Todos consumibles y muy agradables.

Para animarles a llevarse este libro a la mesa de noche les cuento que Finn monta toda su experiencia Keniata sobre una línea central: su deseo de correr un maratón en una ciudad de Kenia. Todo su recorrido gira en torno a este objetivo que le da toques de novela a una lectura testimonial y documental. Su desenlace bien vale el tiempo invertido. Salud.

Citas:

– Solo pretendo evitar que un día, al mirar atrás, deba lamentar no haberme concedido nunca una oportunidad decente para ver hasta dónde sería capaz de llegar.

– Es así de simple: los keniatas son los mejores corredores de la Tierra. Si tenemos en cuenta correr, y sobre todo en distancias largas, es el deporte más común en todo el mundo, el más universal y accesible, resulta llamativo que un rinconcito del mundo pueda establecer semejante dominio.

– Tal vez vivan en casas provisionales, sin agua corriente, y se sienten cada noche a la luz de las velas, pero sus mejores tiempos en el medio maratón se recuerdan con reverencia. Correr importa.

– Construirse la casa aeróbica, forjar la base de resistencia que te permite correr largas distancias, lleva unos diez años.

– Correr es un deporte de una brutal emocionalidad. También es un deporte simple, primario. Como humanos, en el nivel más básico, tenemos hambre, dormimos, anhelamos amor, corremos. Solo hay que ver como juegan los niños cuando nadie los vigila. No pueden parar de correr. Forma parte de lo que nos hace humanos.

– La voluntad de triunfar no solo motiva a los keniatas a convertirse en atletas, sino que también los ayuda en plena carrera. Cuando llegan las rampas en una carrera y el cuerpo te pide a gritos que frenes, lo que te empuja a seguir es el afán de vencer.

– Cuando ven una cuesta, la ven como una oportunidad. Una oportunidad para entrenar con más dureza, para trabajar más.

– Tiene sentido que en el siglo XXI se te dé mejor correr si te estás jugando la vida.

Germán Alberto Abreu.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s