Perdió Venezuela

Imagen

Llevo horas tratando de callar mi propias impresiones acerca de lo que ocurre en el país, es como si prefiriera escuchar lo que dicen los demás y luego resumir. El problema es que mientras más leo y escucho más fuerte gritan mis propios pensamientos.

Después de dos años de padecimiento y casi tres meses de agonía presidencial, concluyo que todos perdimos. El país perdió. En principio porque la muerte es una vencedora solitaria, nadie la acompaña, nadie la invita, nadie quiere irse con ella a celebrar, y en segundo lugar porque la muerte no dignifica a nadie, ni a los pro, ni a los contra.

Centenares de cuartillas se han escrito, se están escribiendo y se escribirán sobre la vida y obra de Hugo Chávez. Nadie que haya vivido intensamente los últimos 20 años podrá leer esas líneas desapasionadamente, ajeno a los padecimientos de su carne o a los testimonios cercanos. Las generaciones que vienen conocerán las sombras de un hombre que monotematizó la política nacional y fue productor, director y protagonista del giro social más importante de la nación en su historia democrática.

A estas alturas de los acontecimientos (hoy es día del acto de sepelio oficial) hacer juicios de valor acerca de sus aciertos y errores sería llover sobre mojado, las pasiones están exacerbadas y las posturas ideológicas exponencialmente polarizadas, pero hay una cosa que me importa más que mis propias posiciones: la relación entre venezolanos.

Mi mente gira en torno a si seremos capaces de superarnos a nosotros mismos como ciudadanos y construir una nación a pesar de las diferencias, pero, cuando hablo de construir no me refiero a los dirigentes políticos, me refiero a ti y a mí. No importa cuál sea la línea discursiva si los ciudadanos estamos ganados a reconocernos unos a otros y edificar esta nación. ¿Cuál ha sido la ganancia de la oposición al decir por 14 años que los chavistas están ciegos? ¿Cuál ha sido la ganancia del chavismo al decir por 14 años que los opositores son pro-imperialistas apátridas? El país sigue ideológicamente dividido casi igual desde hace una década, unos puntos más otros menos, depende de la coyuntura política.

Como ciudadanos tenemos la posibilidad de oro de trascender a la dirigencia política, sin tener que renunciar a posturas ideológicas. El país perdió porque los seguidores a Chávez perdieron a un líder, los opositores perdieron a su principal contrincante (y que el oponente político fallezca es lo menos parecido a una victoria), y la nación perdió a un presidente. Todos hemos perdido, ahora, ¿Cómo nos reencontramos con la victoria?

Todos necesitamos extender una amnistía, firmar un armisticio, aunque sea unilateral, y poco a poco el país se reencontrará con su gente, con los herederos legítimos de una tierra de gracia que aún espera por la reconciliación de sus hijos.

Germán Alberto Abreu.-

One thought on “Perdió Venezuela

  1. Saludos!! Asi es mi querido Hermano en Cristo Jesus y amigo!!Tenemos muchas preocupaciones por lo que viene!!Asi que nos toc
    a esperar y que todos entendamos que primero estamos como hermanos y que VENEZUELA es una sola!! AMEN!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s